domingo, 18 de agosto de 2019

Papá, cuéntame otra vez

Como canta Ismael Serrano, hay veces que a nuestras generaciones anteriores tenemos que decirles "Papa, cuéntame otra vez ese cuento tan bonito" porque parece, que lo que nos contaron, fue una historia edulcorada donde se han suprimido los silencios de muchos. En este caso, estoy hablando de tecnología y de cómo cuando éramos pequeños nos decían "que no nos fiásemos de dónde y con quién nos conectamos", pero ahora somos nosotras y nosotros las que abroncamos a nuestros padres.


Ahora nuestros padres tienen Facebook, Whatsapp y -a veces- hasta Instagram. Se han creado estas cuentas sin leerse si quiera los Términos de Condiciones y Uso. Sin saber lo que es una VPN y sus tipos. Sin saber lo que es una tabla de enrutamiento. Sin saber la diferencia entre una IP Pública y una IP privada. Sin saber lo que es un 2FA. Sin saber lo que es, por ejemplo, KeePass. Sin saber lo que es un MiTM. Sin saber lo que es un Phishing o un Spear Phishing. Sin saber obtener metadatos. Sin saber lo que es un hash MD5. En definitiva, sin saber.

Recuerdo que cuando salió Tuenti, (sobre todo) mi madre me decía que no me abriese una cuenta ahí porque podría que alguien se hiciese pasar por otra persona y engañarme para aprovecharse de mi. Porque podrían hacer algo para que nos robasen dinero.

Unos años después (unos 4-5 años después) mi madre se abrió Facebook, tenía Whatsapp, utilizaba con frecuencia el correo y tenía un smartphone con conexión a Internet.

Otra historia, esta más reciente. Yo ahora estoy viviendo por trabajo en Málaga, pero soy de Córdoba. A veces (con muy poca frecuencia) voy a Córdoba a visitar a mis padres, mi hermana y a algunos amigos y amigas.

Yo estaba hablando mientras estaba con el ordenador y se me cayó la conexión y dije algo como:

-"¡Mierda, se me ha ido la conexión!"

-"Pues yo tengo conexión"

Me dijeron mis padres.

"Ya, pero es que yo estoy conectado a Málaga"

Levantaron la cabeza y me miraron un poco extrañados.

-"¿Qué?"

Me preguntaron.

-"Sí, estoy utilizando una VPN que hace que esté conectado a la red que tengo en Málaga. La monté en una Raspberry"

-"¿Y nosotros nos podemos conectar también ahí?"

Esto ya pintaba mal, muy mal. Pero oye chica, hay que lanzarse.

-"Sí"

-"¿Cómo?"

Era evidente que no sabían qué era una VPN y cómo se podía hacer una. Como estaba en Córdoba por poco tiempo, no pude decírselo y hacérselo, por lo que ya en Málaga me llamaron por si les podía decir cómo se hacía.

Al final les pasé el archivo .ovpn para que se conectasen con sus teléfonos móviles mismamente. Se lo pasé...y a los 10 minutos me llamaron para saber si se habían conectado o no.



Inocente de mí, les pasé esta foto con el log de la Raspberry indicando que sí, que había un equipo Android que se había conectado desde una IP determinada utilizando el archivo Manu.ovpn y que todo iba bien. Que utilizasen un servicio tipo What's my ip address para que lo comprobasen.

En definitiva, no sabían bien utilizar una VPN que se saliese un poco de lo que pudiesen entender. Las mismas personas que, hace unos años me alertaban de los peligros de Internet, hoy se conectan a redes wifi públicas sin VPN o tienen Facebook sin saber dónde acaban sus datos y sin 2FA.

Sí, este artículo era para abroncar, pero no a mis padres; a nosotros, los informáticos.

Dentro de un tiempo escribiré un artículo diciendo por qué la Informática tal y como se entiende hoy en día no me gusta. Yo me voy a quitar de este grupo al que voy a criticar, pues, aunque me lluevan críticas y a veces insinuaciones de no saber sobre algo; estoy luchando porque el modelo actual se cambie. Esta no es la Informática por la que yo sentía pasión.

Los informáticos que habéis apoyado por "x" o por "y" este modelo de informática, no habéis trabajado bien ni un sólo segundo. No os considero informáticos. Os detesto.

Nuestras padres es verdad que, por lo general, no saben nada (o muy poco)  de lo que he comentado; pero ¿y qué? Son personas que, aunque edulcoren su relato; al menos tienen uno. Con su apoyo inicial tenemos la informática que tenemos hoy en día. Ellos utilizaron y, sin darse cuenta, contribuyeron a expandir la informática, el campo en el que estamos trabajando.

Me parece deleznable que estemos desarrollando informática que, con tiempo, no pueda ser entendida por ellos de una manera simple aunque no sepan mucho. No me estoy refiriendo a hacer tecnología inútil pero usable. No, de eso estoy harto.

Hay que hacer que utilicen VPNs que se hayan montado sobre sistemas que utilicen software libre y que, aunque de primeras parezca más complejo, sentarnos y, con la paciencia suficiente, explicarlo no sólo para que lo utilicen, sino para empoderarlos y que ellos mismos puedan desarrollar sus sistemas de una forma simple.

Me da igual si para eso tenemos que desarrollar un simple script. Me da igual, pero algo tenemos que hacer. No los podemos dejar atrás, sería un fallo muy grave que lamentaríamos.

Es triste que nuestros padres no sepan leer un log, pero es normal. Ellos tuvieron que formarse, pero para otras cosas, no para ser expertos en la materia. Tenemos que, con tiempo, con calma y paciencia; explicar algunos detalles; lo justo para incentivar que ellos mismos se involucren y desarrollen tecnología. Mejor o peor; pero que lo hagan.

Tenemos que, en principio, dejar nuestros ordenadores y dedicarnos a formar. Ellos nos formaron en cuestiones que nos han sido y nos están siendo útiles.

Detesto a esos informáticos que, por saber 4 cosas, miran con superioridad a quien no sabe ¡Estáis haciendo una Informática de clases, idiotas! Odio esas sonrisillas de algún informático cuando alguien no sabe ( a veces sacan esas sonrisas ante otros informáticos). De forma sosegada y muy calmado, sois imbéciles.

Imbecillis no tenía la connotación negativa que le damos hoy o la tenía de un modo diferente: significaba ‘frágil’, ‘débil’, ‘vulnerable’ y también ‘enfermizo’, ‘sin carácter’ o ‘pusilánime’.

Estoy empleando la palabra "imbécil" en su sentido etimológico.  Sois enfermizos y no tenéis carácter. Vuestro carácter es el que os dicta "la moda informática". Si se utiliza Python, utilizáis Python hasta para comer. Si se utiliza Docker, utilizáis Docker hasta en contextos que no tienen sentido.

Sois imbéciles y estáis haciendo una Informática imbécil, frágil, débil, vulnerable.

La informática es para mejorar la vida de las personas, no para decir "mira qué guay soy por hacer esto que he hecho". Estáis olvidando a los usuarios y a las usuarias. Estáis separando por clases; los que sabemos informática y los que no; y los que no tienen que depender de nosotros. No tienen opinión.

Informáticos de esta calaña, me tendréis siempre enfrente combatiendo contra vosotros.

Usuarios, estamos en la misma trinchera.

¿Hackeamos el Mundo?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entrada destacada

El server me sabe a poco.

Soy un fanático del Rock y de Debian . (Creo que voy a inventar Rockbian, que suena bien y todo xD) Llevaba tiempo queriendo unir estos 2 c...