domingo, 2 de junio de 2019

"Big Data" para que no te la cuelen

Siempre que Amancio Ortega da alguna limosna hay revuelo, pero esta vez ha sido todo de un calibre mayor que en veces anteriores ¿Por qué? Porque había elecciones cerca e interesaba bastante. No obstante y pasados unas semanas después de la polémica, vamos a intentar razonar y llegar a conclusiones basadas en datos, algo que no debería costarnos a día de hoy con el potencial tecnológico del que disponemos.



La Polémica

La Fundación de Amancio Ortega llegó a un acuerdo en 2017 con 15 comunidades autónomas y con el Ministerio de Sanidad  en el que ofrece donar 310 millones de euros en material sanitario. Obviamente, estas donaciones van a la Sanidad Pública de nuestro país, por lo que este gesto parece generoso y de agradecer ¿no?


Pues bueno, hay muchos médicos que lo han agradecido, pero ¿y pacientes?


También, algunos y algunas pacientes han agradecido el gesto de Amancio Ortega, por lo que esto ya es una muestra irrefutable que el gesto del fundador de Inditex es de agradecer y es generoso...sería así si no fuésemos críticos y no utilizásemos el método científico. Razonemos un poco más y no nos dejemos llevar por la pasión y la emoción. Pensemos con la cabeza.

Entendiendo el sistema de donaciones

Cuando hablamos de que X persona ha donado Y cantidad de dinero a Z organización, tendríamos que detenernos a explicar también cómo funciona este sistema de donaciones.

Resulta que las donaciones generan beneficios fiscales al permitir desgravar un 35% de las aportaciones del IRPF y un 40% de las aportaciones del Impuesto de Sociedades. Entonces ¿En qué se traduce esto? En que, de los 310 millones de euros donados, Amancio recibe a cambio entre 108 y 123 millones de euros, dejando por lo tanto su donación real entre 202 y 187 millones de euros. En porcentaje, la donación real sería de entre un poco más del 60 y 65% de esos 310 millones de euros ¿Qué implica esto? 

Siendo tajantes, que entre 35 y el 40% de esa donación la paga la Administración, es decir, nosotras y nosotros. Nosotros y nosotras pagamos entre 108 y 123 millones de euros de esa donación. Así lo afirmó el presidente de los Inspectores de Hacienda en el diario Público [Recomiendo la lectura de ese artículo]. En otras palabras, que una buena parte de esa donación supone un gasto público.

Además, estos descuentos se le irá aplicando (a Amancio Ortega) conforme se sucedan los pagos, y este punto es importante porque hay parte de ese material que sólo se compra bajo demanda, es decir, cuando se necesita, por lo que aunque cierre la donación en 2017, si paga un determinado material en 2019, el pago se efectúa en 2019 con su correspondiente descuento.

Una de las cuestiones que más han criticado algunos grupos y/o personas es que estas donaciones no son una limosna como defendemos algunos de nosotros. No obstante, no aportan ningún dato ni cálculo que respalde tal afirmación, por lo que nos vemos obligados a hacerlo nosotros con fuentes oficiales.


Según un informe realizado por la propia Inditex, en España sus beneficios antes de impuestos en 2018 han sido de 1.650 millones de euros. De estos 1.650 millones de euros de beneficios, pagan 360 millones en sociedades. Este dato no es algo que me invente, lo aporta el propio informe de Inditex.


¿A cuánto corresponde esto? Exactamente al 21,81% de los beneficios obtenidos en España. Esto representa un 3.19% menos del tipo de gravamen general según datos de la propia Agencia Tributaria española.


¿Es esto ilegal? Pues no necesariamente, ya que el 25% es el gravamen general, pero después existen distintos factores a los que las empresas se pueden acoger para pagar un tipo efectivo menor al general. Algo que ocurre en este caso.



Y esto se agrava aún más cuando, con los datos de la propia Agencia Tributaria, las grandes empresas pagan un 0,2% menos que las PYMES. Las grandes empresas pagan un 22,8% mientras que las PYMES pagan un 23,0%.






Es decir, que no es muy sospechoso de ser de izquierdas y menos aún comunista. Y esto de que los más ricos paguen menos impuestos que la clase trabajadora, en España, atenta gravemente contra el Artículo 31 de la Constitución española.


Sigamos con el razonamiento. Lo que nos tocaría ahora sería analizar cuánto esfuerzo le supone a Amancio Ortega y a Inditex pagar esta cantidad.

-Según sus beneficios a nivel global (3.444 millones de euros netos según el informe de Inditex), esto supone que la donación equivaldría al 5.86% de sus beneficios. Por comparar, es como si una persona que gana 1000€/mes (sin contar lo que se le descuente de impuestos), donase 58.6€. Sigamos con esa persona que gana 1000€/mes y decide donar, por ejemplo, a Save The Children.



Si nos vamos a su web, veremos que la donación mínima es de 10€ al mes. Es decir, que la persona que gana 1000€/mes, en un año donaría 120€, que es más del doble de lo que supondría que esa misma persona donase los 58.6€ anteriormente mencionados.

Y contabilizando a lo largo de una año, esa persona ingresaría 12000€ y donaría el 1% de sus ingresos (4.86 puntos porcentuales menos que esta donación de Amancio Ortega,pero claro, la diferencia de Amancio Ortega es 287000 veces la de esta persona mileurista. No es muy proporcional tampoco.

-Según su patrimonio. Hemos tenido en cuenta sus beneficios globales en 2018, pero lo que importa es su patrimonio, pues nos vamos a Forbes y vemos que su patrimonio es de más de 55.000 millones de euros (62 billones de dólares). Es decir un 0.36% de su patrimonio. En este caso, con el ejemplo anterior del mileurista, estaría pagando 0.64 puntos porcentuales más que Amancio Ortega. Es como si esta persona, de sus mil euros, pagase 3.5€ al mes -42 euros al año-. Y como hemos visto, nada más que la cuota mínima de Save the Children, ya es de 2,85 veces más lo que pagaría el mileurista en comparación con Amancio Ortega a igual porcentaje de donación.

Otro dato importante es que, tal como sabemos, desde 2009 se han recortado 12.000 millones de euros en Sanidad. Estos recortes se deben a que por el fraude fiscal perdemos 90.000 millones de euros al año, y este fraude fiscal, el 72% de la responsabilidad de es las grandes empresas y rentas altas según los propios Inspectores de Hacienda. Este dato se refuerza con el último informe elaborado por Naciones Unidas donde, una de las cosas que afirman es que en España las grandes empresas tienen beneficios para incumplir los DDHH y que no tenemos una fuerte presión fiscal que evite este tipo de fraudes.



Es decir, que la donación de 200 millones supone un 1,6% de esta cantidad recortada. Pero hasta aquí la parte en la que simplemente es comparar datos bajo criterios de igualdad y progresividad, ahora nos toca ir a la parte más "oscura".



Y puede que lo más importante y que es lo que menos se comenta es si realmente las cuentas de ese informe de Inditex son correctas, pues según un informe del grupo Los Verdes / Alianza Libre Europea en el Parlamento Europeo, afirman que Zara esquivó unos 585 millones de euros, es decir,   2,925 veces más que la donación de Zara.Estas prácticas de ir al límite de la ley para pagar menos impuestos las habría aplicado Zara entre 2011 y 2014 según afirma el informe. Es decir, que hace una media anual de 146 millones de euros evadidos al año. Casi 50 millones de euros menos al año que lo donado.

Esta evasión de impuestos fue elaborada por un complejo entramado empresarial que se comenta en el informe y en este artículo.

Por si esto fuese poco, también se conoce que Amancio Ortega dispone de un gran imperio inmobiliario.


Es decir, que uno de los causante de que las tasas de desahucios se incremente tal y como afirman desde Amnistía Internacional es también Amancio Ortega.

¿Cómo de grave es esta evasión de impuestos?


Pues en el mismo portal de la Agencia Tributaria nos dicen de 1 euro, cuánto va a cada servicio como sanidad o Educación. Haciendo una simple operación aritmética obtenemos que de los 585 millones evadidos:

+ 66.690.000 (66 millones de euros) hubiesen ido a Servicios generales de las administraciones públicas

+ 13.455.000 (13 millones de euros) hubiesen ido a Defensa

+ 26.910.000 (26 millones de euros) hubiesen ido a   ORDEN PÚBLICO Y SEGURIDAD (Servicios de Policía, Servicios de Protección contra Incendios, Tribunales de Justicia, Prisiones, etc.)

+ 70.785.000 (70 millones de euros) hubiesen ido a ASUNTOS ECONÓMICOS (Agricultura, Pesca, Combustible y Energía, Minería, Manufacturas y Construcción, Transporte, Comunicaciones, etc.) 
+ 12.870.000 (12 millones de euros) hubiesen ido a Protección del Medio Ambiente

+ 16.965.000 (16 millones de euros) hubiesen ido a VIVIENDA Y SERVICIOS COMUNITARIOS (Vivienda, Abastecimiento de Agua, Alumbrado Público, etc.)

+ 85.995.000 (85 millones de euros) hubiesen ido a Salud

+ 21.060.000 (21 millones de euros) hubiesen ido a  ACTIVIDADES RECREATIVAS, CULTURA Y RELIGIÓN

+ 63.765.000 (63 millones de euros) hubiesen ido a Educación
+ 206.505.000 (206 millones de euros) hubiesen ido a PROTECCIÓN SOCIAL (Enfermedad e Incapacidad, Edad avanzada, Familia e hijos, Desempleo, etc.)


Vamos a obviar los millones de euros que se han robado para servicios esenciales como Educación, Vivienda, Orden público o protección social (en este último lo robado es más que lo donado realmente en educación por Amancio Ortega) y vamos a centrarnos únicamente en Sanidad.

Si la donación real es de 202 millones, eso significa que los contribuyentes tendríamos que pagar los 107 millones de euros restantes. A esos 107 millones, vamos a sumarles los 85 millones de euros que hemos dejado de recibir en Sanidad por esta evasión fiscal. Hace un total de 192 millones de euros, una cantidad que tendríamos que pagar todos nosotros y nosotras. Es decir, casi lo mismo que la donación real de Amancio Ortega.

De lo que más me llama la atención es el dinero que ha dejado de ir a Protección social, pues daría menos días por enfermedad, por maternidad, menos pensión, menos desempleo,etc. Y me llama la atención porque esta evasión fiscal afecta, en mayor medida, a todas y todos los trabajadores y trabajadoras, es difícil entender por qué un cotizante podría defender a Amancio Ortega.

Otro de los argumentos que suelen lanzarse a favor de grandes empresarios como Amancio Ortega, es que crean muchos puestos de trabajo ¿Hasta dónde es cierto eso?


Cuando comprobamos con los datos, vemos que las grandes empresas (entre todas ellas) sólo generan el 27,2% del empleo en España, por un 60% de empleo que generan las PYMES [1]. Esto es así porque imaginemos algo que seguramente hemos visto. En nuestro barrio tenemos:

1. Panadería
2. Carnicería
3. Pescadería
4. Perfumería
5. Frutería

Habrá varias tiendas (pequeñas tiendas de cada tipo). Un día, se instala una gran empresa como puede ser un supermercado que vende todos esos productos. Ojo, que son productos que ya se vendían antes, no venderá productos nuevos, es decir unos bienes (de primera necesidad) que ya se vendían. Pongamos que contratan a 12 personas en el supermercado que se instala en nuestro barrio. Al instalarse en nuestro barrio, mínimo una tienda de cada tipo, cierra en nuestros barrios.

Cada tienda tienen 3 trabajadoras y trabajadores. Es decir, que acabarían 15 en el paro. Hagamos una recuento global. "Crea" 12 puestos de trabajos por 15 puestos de trabajo que destruye, por lo que el balance general es de -3 empleos, es decir, destruye más que crea.

Pero no sólo eso, antes cada trabajador de cada tienda tenía una gran posibilidad de ser los dueños de la tienda, ser por tanto fijos y, en caso de trabajar más horas, beneficiarse ellos mismos de sus propias plusvalías. Por otro lado, en los supermercados, seríamos con una gran probabilidad, temporales.

Es decir, que el establecimiento de una gran empresa destruiría empleo y, además, el empleo creado sería en condición de precariedad, justo lo que estamos viviendo hoy en día. Para profundizar un poco más, es recomendable el artículo de "El mundo sería mejor sin ricos".

Con todo lo expuesto con datos de fuentes fiables, rebatimos y destrozamos argumentos como los de Bertín Osborne y otras personas que piensen igual.




Todo el discurso del aquelarre franquista de Bertín Osborne se desmonta con la realidad de los datos. Aunque la mejor respuesta es sin duda esta carta de una madre de un niño con Duchenne a Bertín.

Así que la próxima vez que se realicen afirmaciones, por favor, para no ser unos mamarrachos intelectuales, mirad los datos de fuentes oficiales, y no lo que el espíritu del neoliberalismo y el espíritu del fascismo os susurre al oído.

¿Hackeamos el Mundo?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entrada destacada

El server me sabe a poco.

Soy un fanático del Rock y de Debian . (Creo que voy a inventar Rockbian, que suena bien y todo xD) Llevaba tiempo queriendo unir estos 2 c...