miércoles, 1 de mayo de 2019

Presidente

Llevo 2 meses ejerciendo de Presidente de la protectora en la que soy voluntario y, cuando haces balance, suele ser a los 3 meses, pero tras 2 meses en donde básicamente me he limitado a llevar la contabilidad, quiero enseñaros lo que hemos logrado de un mes a otro.



Para explicaros hasta dónde hemos llegado, primero os voy a explicar cómo estaba la situación antes.

Año anterior

Yo pedí el libro de cuentas del año anterior para ver qué tal fue el año anterior. Este es el libro de cuentas de ese año (2017).



Como observáis, el único mes en el que había beneficios era en enero, coincidiendo con la época más fuerte de las Navidades, lo que conlleva unos ingresos, normalmente por donaciones más grandes.


Estos son los gastos del año 2017 de la protectora, por lo que lo primero que tuve que pensar fue en dónde se podía reducir. También decir que para mejorar la economía de una organización o incluso un país hay dos opciones que no son exclusivas:

1. Reducir el gasto. Pero esta reducción tiene un límite
2. Incrementar los ingresos

Yo opté por las 2, así que para el primer punto, reducir el gasto, hay que ver cuáles son los gastos más altos y si tienen sentido reducirlos.




Rápidamente vi que donde mayor gasto hay casi que en todos los meses es en la alimentación. Claro, yo no puedo decir que voy a recortar en alimentación, eso sería criminal por mi parte, pero lo que sí puedo hacer es otra jugada, la contraria.

Puedo cambiar el modelo de producción y hacer que no seamos dependientes de comprar alimentos, sino que los hagamos y si sobra, vendamos, por lo que po un lado reducimos ese gasto a cero, y además incrementamos los ingresos. Esa fue la primera medida, no comprar más pienso, hacer desde ahora nuestro propio pienso con lo que cada uno compre o le sobre de su comida (tal y como se hace con el pienso que se fabrica actualmente). Antes de dar el paso, yo consulté con veterinarias y me dieron el visto bueno siempre y cuando tuviese en cuenta la proporción de nutrientes.

Manos a la obra, nos pusimos a aprender a hacer pienso y así, cada persona, colabora repartiéndose el trabajo a la hora de hacer el pienso. Nos ha ido bien y hemos podido vender ese pienso a otras protectoras a un precio que es el 30% del que hay en los comercios, por lo que a estas protectoras que nos compran, les sale también muy barato. Y sí, es competencia desleal, pero eran ellos, los amantes de este sistema los que querían competencia.

Donde también se nos iba mucho dinero era luz y agua, ya que cuando anochecía, teníamos que encender luces y para limpiar, utilizamos manguera, por lo que no era fácil controlar el agua. Otra cosa a cambiar. Traté de cambiar los horarios dentro de la voluntariedad de cada grupo. Lo que les pedí era que, si subían por las tardes, tratasen de terminar antes de que anochezca, para así no encender luces y cuyo gasto sea, prácticamente, el frigorífico enchufado y ya. En caso de que tuviesen que quedarse  con la noche ya entrada, que aplicasen el ingenio, y quitasen las bombillas de los focos y metiesen ahí el móvil con la linterna, ya que el cristal del foco amplificará la intensidad de la luz por puras leyes de refracción y reflexión de la luz. Existe el problema de que se acabe la batería del móvil...la solución es simple, que cada persona del grupo se traiga un cargador portátil y listo.

Si os fijáis es todo dejar de ser dependientes del sistema y ser autoproductores mediante el reparto del trabajo y colaborando entre todos en la comunidad. As´i, la factura de la luz es prácticamente el frigorífico y la cantidad fija a pagar aunque no enciendas las luces.

Con respecto al agua, también pedí que se podían repartir entre los grupos la compra de bidones de agua para así no tener que encender la manguera o utilizarla lo mínimo posible, reduciendo, por tanto, el gasto.

Y ahora viene lo gordo. Teníamos una parte de un terreno que prácticamente no utilizábamos, por lo que decidí seguir aumentando ingresos, aunque no todo iba a ir para nosotros. Decidí contactar con alumnos de la carrera de el grado de agrónomos para que las prácticas de empresa las pudiesen hacer en ese terrenos que teníamos y, lo que lleguen a producir, para ellos quedan.

Aquí entra el factor social. Iba a dar empleo a gente que recién acabase de estudiar. Para lograr y formalizar esto, se tendría que crear una sociedad cooperativa para que los beneficiados de su trabajo sean los mismos estudiantes/agricultores. Llegamos a un acuerdo por el cuál, a cambio de todo lo que ofrecíamos, tierra que no tendrían que pagar, herramientas y recursos, ellos nos donarían 1/3 de lo que ganen. No era esta la intención, la intención era garantizar empleo digno a personas con una de las carreras más dignas en Córdoba. Ellos son los grandes benificiarios, pues lo que producen, 2/3 es para ellos.

Pero esto era con lo que teníamos nosotros...ahora viene cuando le quitamos poder al poder. Teníamos al lado un gran latifundio que pertenecía a un gran terrateniente. Ahí tenía ya cultivo, pues bueno ¿Qué mejor que tratar de quitarle esas tierras y repartir la riqueza entre la gente trabajadora? Tras varias semanas...Se consiguió, esa tierra ya es propiedad de la cooperativa que ya habíamos creado previamente y al ser un laifundio, los ingresos serían mayores. De nuevo, llegamos al acuerdo de 1/3 de lo producido.

Otro asunto a tener en cuenta es el de las urgencias. Ahí se nos va mucho dinero, y la Junta Directiva pensó en recortar en este aspecto, algo que a mí, me parece criminal y lo digo públicamente sin tapujos. No me escondo aunque sea mi organización.

Para resolver esto quise dar ventajas a veterinarios específicos que colaborasen con la protectora. Lo que abrí fue 2 plazas para voluntarias o voluntarios que fuesen veterinarios que se encargasen de las urgencias. A cambio, nosotros bajo un límite de 600 € de alquiler, nos comprometemos a pagarle el 30% del alquiler más todos sus gastos de luz y agua (y la comunidad si fuese junto al alquiler), de tal forma que, si tenías una hipoteca o alquiler de 600€ al mes, nosotros pagábamos 330€ aproximadamente. Esto, aparte de su sueldo como veterinaria o veterinario es una ayuda importante. Pero esto sería el primer año, el segundo año nos comprometeríamos subir ese porcentaje, tal vez a 45%, pero aún lo estamos hablando.

Obviamente, cuando cada uno tiene que contribuir con bidones de agua o con lo necesario para, por ejemplo, hacer el pienso casero; va en función de lo que pueda cada persona, si una persona trabaja y recibe más ingresos, es normal que esa persona contribuya más, es decir, cada uno contribuye de forma progresiva.

¿En qué se traducen estas medidas?

Estos son los resultados de aplicar estas medidas


El resultado ha sido una reducción del gasto en marzo del 39% (una reducción de más de 1900€) y una reducción del gasto en abril del 42.19% (más de 3000€). Pero no sólo eso, sino que además también se han incrementado los ingresos, lo que hace que en marzo el resultado sea de unas ganancias de más de 5400€ y en abril, unas ganancias de más de 5700€. En 2 meses hemos ingresado más de 11000€, lo cuál está bastante bien, pero que se debe al gran trabajo que estamos realizando todos juntos con un modelo que contradice al modelo económico actual y que demuestra que el reparto del trabajo, el reparto de la riqueza son factibles en nuestra sociedad actual.

¿Hackeamos el Mundo?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entrada destacada

El server me sabe a poco.

Soy un fanático del Rock y de Debian . (Creo que voy a inventar Rockbian, que suena bien y todo xD) Llevaba tiempo queriendo unir estos 2 c...