viernes, 31 de mayo de 2019

Apoyo el veto de Estados Unidos a Huawei

No os precipitéis, no me he vuelto loco. Yo con los yankis quiero lo justo, pero lo que vengo a comentar es sobre el por qué todo esto que está ocurriendo con Estados Unidos y Huawei, que no es más que la guerra comercial entre Estados Unidos y China, nos puede beneficiar si tomamos cartas en el asunto y montamos nuestra propia infraestructura.


Donald Trump ha podido ponerse la zancadilla sin saber que se podría tratar de una caída lacerante. Una caída de la cual, de gestarse debidamente-ya comentaré cuál sería mi propuesta-, no creo que Estados Unidos, por sí sólo, salga de nuevo a flote, y menos con la superioridad que tiene ahora mismo. Pero vamos por partes.

La lucha por controlar el 5G está servida. El 5G vendrá a sustituir al 4G, aunque al principio, como es de esperar, convivirán todas las tecnologías ya existentes. Pero además de una mayor velocidad en la conexión, también está pensada para poder facilitar y agilizar el IoT.

No obstante, estas son afirmaciones muy vagas, aunque necesitaremos un poco de contexto para aclarar algunas ideas que no se están entendiendo del todo.

La guerra que están teniendo Estados Unidos con China no es por el 5G en sí, sino por montar la infraestructura en Europa, una entramado que interesa mucho controlar, ahí está el interés y el capital.

Es por eso que tenemos que pensar entonces en qué nos puede ayudar realmente el 5G. Que alcanza mayores velocidades, sí, pero que sea un avance tan significativo, no, para nada.

Se argumenta que el 5G va a permitir controlar remotamente a robots de forma remota para, por ejemplo, realizar una operación en un quirófano sin retrasos de tiempo.


Pero lo cierto es que eso no dejaría de ser un sistema SCADA, uno de los muchos que ya, a día de hoy, podemos encontrar fácilmente en Shodan y acceder a alguno de ellos que están desprotegidos.



Y este es sólo un ejemplo. En este caso es un sistema que controla aire acondicionados, luces,etc, pero podría ser igualmente un sistema que controlase el estado del robot o al propio robot, por ejemplo.

No obstante, eso es en el apartado tecnológico, después tenemos el asunto del fallido proyecto de Unión Europea. Y es que en los distintos países hay distintos precios, distinta legislación, distinta fiscalidad, distinto gasto público...y esto se demuestra en estudios elaborados en los que se muestra cómo España es de los países  de la Unión Europea donde más pagamos por Internet.


En muchos casos estamos con precios similares a Estados Unidos, uno de los países que Internet es más caro con respecto otros países, y en algunos casos tenemos precios más altos que Estados Unidos.



Se introduce de nuevo el factor de clase, pues, si son avances tan revolucionarios y podrían mejorar la medicina, podríamos encontrarnos que la Sanidad Pública española no se lo pueda permitir, agravando el retraso tecnológico que en muchas ocasiones padecemos en España.

Y esto está siendo una Guerra en toda regla. Y cuando digo guerra, son consciente de la palabra que estoy utilizando, podemos utilizar como prueba que, en los días previos al bloqueo a Huawei, China sufrió varias infecciones, más que en los otros días anteriores.


Por el momento, Google, Inetl y Qualcomm ya han baneado a Huawei, y esto tiene importantes implicaciones.

La primera implicación es evidente, Huawei no podrá utilizar servicios básicos de Google como, por ejemplo, su Play Store o Gmail. Esto podría limitar mucho a la compañía, pero vamos a dejar esto para un poco más adelante. Mientras tanto sigamos de una manera más o menos ordenada el caso.



En febrero, Trump mando a Mike Pence a un congreso en Munich para amenazar (sí, habéis leído bien) a los países europeos  para que se andasen con ojo con el 5G de Huawei. Big Brother is wathing us. Esto ya, de por sí,  debería suponer el cierre de Estados Unidos por saltarse principios básicos de la democracia, pues, amenazó a diputados que después irán a sus respectivos países a convencer a la gente de que voten (en el mejor de los casos) por un baneo a esos productos. Para esto pueden utilizar todo el armamento propagandístico que conocen y que ya se ha llegado a utilizar. Pero Estados Unidos no se quedó aquí.

En diciembre, Trump hizo arrestar a la CFO de Huawei, Meng Wanzhou, cuando estaba en Canadá. Para más información, es hija del fundador de Huawei. Esto ya nos suena a las peores mafias del mundo, con perdón a Al Capone por la comparación.


Y esto es grave, pues vulnera el Artículo 9 y posiblemente también el 10 de la Declaración de Derechos Humanos ¿No tenemos a los Derechos Humanos por bandera o es que acaso es papel mojado? Ahora después dedicaré unas palabras a las telcos.

Pero ¿Por qué hace esto Estados Unidos?

Bueno, que Estados Unidos se salte acuerdos internaciones no es novedad, lo han hecho casi siempre, sobre todo para bloquear a Cuba.



Aunque lo cierto es que, paradójicamente, puede que este bloqueo no afecte a Huawei ¿Por que? pues porque algunos afirman que llevaban ya un tiempo trabajando en su propio sistema operativo para smartphones basado en Android. El software libre entra en escena.

Ahora mismo hay muchas prisas, es una nueva Guerra Fría para controlar el 5G y, por tanto, dominar los próximos años. Y Estados Unidos no tiene potencial tecnológico para hacerse con el 5G y ser quien monte su infraestructura en Europa.

A todo esto, se le suman problemas a Estados Unidos, pues los líderes europeos han sido claros; no van a bloquear a Huawei.

¿Mi opinión?

Mi opinión, por lo comentado, es "tranquilidad". Esto que ha hecho Estados Unidos ha podido ponerse la zancadilla a ellos mismos y dar un golpe al libre mercado y al monopolio de Google, algo que no veo malo. Ahora bien, esta situación se tiene que aprovechar para que el golpe de Estados Unidos sea del mayor calibre posible.

Puede que Huawei desarrolle su propia distro y sobreviva quitándole muchos usuarios a Google, eso puede pasar y Google y Estados Unidos tendrán que ver cómo lo solventan. Pero voy más allá.

Nos toca decidir qué futuro queremos, así de claro. Tenemos que decidir quién queremos que nos controle, si Estados Unidos, China...o nosotros.

Este golpe que se ha dado Estados Unidos, abre las puertas de par en par para que se vuelva a desarrollar software libre y creemos nosotros nuestra propia infraestructura siendo nosotros soberanos de nuestra propia tecnología.

Esta lucha entre Estados Unidos y China, es una evidencia de cómo de comprometidos nos podemos ver si dependemos de terceros, de otros países con otra legislación, pues, en cualquier momento podrían "tirar del cable" y dejarnos sin nuestros datos y expuestos.

La solución está en nosotros, en ser autosuficientes, desarrollar nuestros sistemas y nuestras redes sin depender de otros países, es posible y yo llevo desde enero de este año trabajando en ello, creo que por los artículos que estoy publicando con el desarrollo de determinados proyectos de Software Libre os habréis dado cuenta.

Pero ojo, o nos sentamos a discutir el proyecto de informática que queremos o este golpe que se ha dado Estados Unidos abriéndonos la puerta a nuestra libertad y soberanía, no servirá de nada. Tenemos que construir nosotros y no esperar a que un gigante caiga.

Por esta razón, invito a cualquier informático que quiera construir y discutir qué informática quiere, a que nos unamos cuanta más gente mejor para ponernos manos a la obra. Y no sólo informáticos, cualquier persona que quiera construir un contrapoder al sistema actual, es bienvenida.

¿Hackeamos el Mundo?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entrada destacada

El server me sabe a poco.

Soy un fanático del Rock y de Debian . (Creo que voy a inventar Rockbian, que suena bien y todo xD) Llevaba tiempo queriendo unir estos 2 c...