miércoles, 27 de febrero de 2019

Relojes inteligentes y limitación de Big Data

Empieza la partida y voy con negras a ganar. Estoy preparando un artículo aún más grande y que dependerá de artículos más pequeños como el de hoy para mostrar, de una manera esquemática, el problema de no limitar el Big Data. Puede parece que limitar algo "grande" es un sin sentido, pero es urgente que paremos el tren y miremos que todo va bien, y si no va bien, el tren tiene que volver al garaje para que lo reparemos.


Voy a empezar por los relojes inteligentes, los cuales se han asentado como los Apple Watch o los relojes de Xiaomi. Yo tengo el Mi Band 2 de Xiaomi y no porque lo haya comprado, fue un regalo y tras un tiempo, no he dejado de pensar en lo que estoy escribiendo hoy.

Pero vayamos por partes. Con un reloj inteligente, por lo general, podemos recibir las llamadas para ver quién nos está llamando desde el reloj, ver nuestras notificaciones, ver los pasos que caminamos diariamente, ver nuestras pulsaciones y, mediante una app, controlar nuestro tiempo de descanso como ver cuántas horas hemos dormido y cuántas de esas horas han sido de sueño profundo.

Muchos datos. No lo veo malo, aunque para seguir pensando si es malo o no debemos pensar ¿quién controla esos datos? La respuesta es que el usuario...desde luego que no. Aquí el problema.

Pensemos un poco. Tenemos un reloj inteligente como los Apple Watch. Esos datos sabemos que, de una forma u otra terminan en los servidores de Apple, y recordemos que datos como quién te llama, quién te escribe en redes como Whatsapp, cuántas pulsaciones tienes, quién te da Me gusta en Facebook,etc, termina en los servidores de Apple.


También sabemos que, al menos en Canadá, Apple ha mantenido conversaciones con grandes bancos. Me parece oportuno volver a recordar los datos que Apple tiene en su posesión, datos como tus pulsaciones, cuántos pasos das o si haces ejercicio. Todo eso por disponer de un simple reloj.

Pon que eres una persona con problemas de corazón y que prácticamente no te mueves por la cuestión que sea. Un día vas y quieres un seguro de vida. No te lo conceden ¿por qué?

Muy posiblemente la respuesta sea que Apple ha podido vender esos datos privados tuyos (no sé qué más privado hay que cómo te late el corazón) a las aseguradoras y bancos y, al ver que eres una persona que tendrás problemas cardiovasculares, no te concederán ese seguro por una posible pérdida insignificante en comparación con sus ganancias que puedan tener.


Estos son los 3 primeros artículos de la Solemne Declaración de Derechos Humanos que los países se han comprometido a cumplir. Ahora analicemos el párrafo anterior teniendo en cuenta estos 3 derechos humanos, solamente estos 3. No se cumple ninguno.

Todos, independientemente de nuestra condición, tenemos derecho a la seguridad de nuestra persona y que no se nos conceda un seguro de vida o se nos suba el precio a pagar atentaría gravemente contra los DDHH. Porque ya lo de comportarse fraternalmente es de risa.

¿Hay alternativas?

Muchas veces se dice que este es el desarrollo natural de la tecnología, pero que sea este su desarrollo natural no significa que sea bueno, lo podemos parar tirando del cable. Además una alternativa es no utilizar estas tecnologías, esa alternativa siempre está. Otra es no utilizarlas y pedir que se castiguen a las empresas que las desarrollen por no cumplir los DDHH. La última alternativa es desarrollar otros sistemas libres.

Una alternativa sería desarrollar los mismos relojes pero que esos datos se queden en el propio reloj ya que los estamos desarrollando con una memoria interna.

Para la presentación de los datos pueden ser en el mismo reloj o habilitar al usuario para que, o bien desde el código o bien en los ajustes, seleccionar un equipo al que enviar los datos en forma de, por ejemplo, csv.

Es decir, sería un simple formulario en el que en el campo action podríamos especificar, por ejemplo, nuestra Raspberry Pi, generar un csv en el propio reloj y enviarlo a la Raspberry por ssh. Si ya el usuario quiere, imprimir esos datos y dárselos él al médico.

Es una medida simple y que, visto el desarrollo actual de la tecnología, no costaría mucho ya que simplemente es programar, por ejemplo, un pequeño formulario que le pida al usuario si tiene algún equipo GNU/Linux al que enviarle los datos y su IP.

Para esto podemos pagar a informáticos que lo hagan una vez que vayan a nuestras casas o que la misma tienda que te lo venda, dentro del precio entre el soporte informático, un precio extra que en caso de no quererlo por saber configurarlo no sería necesario pagarlo, por lo que fomentas que todos utilicen estos sistemas y además, parar ahorrarte unos euros, aprender a desarrollar tecnología.

Y ojo, porque todo el desarrollo sería instalar en, por ejemplo, una Raspberry un sistema operativo como Raspbian y especificar en el relos la IP de la Raspberry además, de habilitar el protocolo SSH en ambos dispositivos, algo no muy difícil y que se puede ver en cualquier tutorial en Internet. Y esto es una alternativa que, no sólo es libre y amistosa con los usuarios, además tecnológicamente, es más potente e interesante si te gusta este mundo.

¿Qué implica esto? Pensemos en las implicaciones que tiene que con esta propuesta un usuarios que analice diariamente sus pulsaciones pueda enviar ese CSV a su Raspberry y de ahí imprimirlo en un informe para el médico.

Esto implica que todo ese tiempo de espera para las pruebas médicas se reduce y la Seguridad Social y Urgencias se pueden ver más desahogadas y limitarse a casos específicos y urgentes. Por cambiar quién poseé los datos estamos, de manera indirecta pero muy directa mejorando otros aspectos. Estamos reduciendo trabajo a los médicos, los cuáles tendrán un poco menos de estrés.

Por el contrario podríamos tener problemas como los comentados o que una empresa aproveche esto para camuflar sus verdaderas intenciones. Podría dar un reloj de este tipo a sus trabajadores y con RFID con el pretexto de utilizar ese reloj a modo del famoso checking que algunas empresas emplean con una tarjeta con el mismo método. Pero claro, que tenga RFID o NFC te abre otra ventana, que en lugar de pagar con tarjetas contacless o el móvil con NFC, pagues con el reloj, lo que implica que tienes ahí tus tarjetas de crédito y podrían ver ahí qué compras, cuánto y dónde.

Todo esto se puede relacionar hasta el punto en el que si saben que tienes problemas de corazón, que no andas casi y que encima compras mucho alcohol, te podrían despedir para ahorrase pagarte mientras estás de baja o vender esos datos a una aseguradora o banco.

La alternativa está, por lo tanto, en plantar cara y demandar productos de este tipo si los queremos pero que sean Software Libre.

¿Hackeamos el Mundo?


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entrada destacada

El server me sabe a poco.

Soy un fanático del Rock y de Debian . (Creo que voy a inventar Rockbian, que suena bien y todo xD) Llevaba tiempo queriendo unir estos 2 c...