martes, 13 de noviembre de 2018

Comienzo complicado de vacaciones

El día 31 de octubre hasta el día 5 iba a tener vacaciones. El plan era irme del trabajo el 31 a las 15:45 como muy tarde para coger con mi pareja un autocar a las 16:30 para Granada y pasar allí hasta el día 04.11.2018. Para esto estuve trabajando bastante y quedandome aún más tiempo de lo que me suelo quedar para terminarlo todo a tiempo y dejarlo todo cerrado antes de irme. Todo pintaba bien, el último día un poco loco por las prisas de cerrarlo todo, pero todo pintaba bien, lo estaba cerrando todo a tiempo y llegó la hora de comer y yo iba bien de tiempo, sólo tenía que enviar a la vuelta un correo a una de mis coordinadoras con un update de las tareas que se han sacado y listo, me podía ir. Nada de ordenador durante las vacaciones. Desconexión total. Pero si algo puede salir mal, saldrá mal.


En la oficina utilizamos en los portátiles Windows. Yo soy Linuxero, y eso no me hizo mucha gracia, pero me adapté. Lo considero una estupidez, pero me adapté.

Pues bien, el trabajo había avanzado, todo iba bien cuando me fui a comer. Tenía una hora y el mismo día de mis vacaciones. Por lo general soy un reloj y cuando cumple la hora ya estoy sentado. No me gusta perder el tiempo, pero era el día antes de mis vacaciones y me alargué 7 minutos más exactos. Vuelvo a la oficina y veo el desastre.

Windows se puso a actualizarse. Volví a las 15:07 y tenía que salir a las 15:45 como muy tarde. Iba por el 28% y me quedaba redactar un email con todas las tareas que dejé terminadas y alguna programada antes de irme (los servidores que utilizamos sí son GNU/Linux).

15:25 y nada, aún no encendió. Yo quería redactar el correo tranquilamente, pero nada. 15:38 y aún no. A las 15:40 le pedía a un compañero que me dejase su ordenador para escribirlo desde el suyo. A Windows, de repente, le entra las prisas y avanza al 90% 

15:48 y está iniciando, por fin, mi ordenador, paso del mensaje y me pongo delante de mi ordenador, tenía poco tiempo y ya iba tarde. 15:54 aparece un mensaje de "Hola, estamos actualizando y preparando tu escritorio, esto puede tardar unos minutos".

"Y una mierda" fue lo que dije mientras cerraba el portátil y le quitaba el candado. Me lo llevaba a mis vacaciones. Sabía que al hacer eso me iba a caer bronca de mi pareja, con razón. Puto Windows. 16:00 estoy montado en el metro que me va a llevar a las Estación de autobuses. 16:27 llegó a la estación y ahí está el autocar, meto la maleta, saludo a mi pareja corriendo y subimos. He llegado a tiempo.

"¿Y el correo?". Me pregunto. Aún no lo he enviado y se van a las 17:00. Son las 16:28, voy a encender el equipo. 16:30 entrando en la VPN. No me va Outlook (utilizamos Outlook en lugar de Thunderbird, sí. Para mi desgracia). Me importa todo poco ya, abro Skype (sí, utilizamos Skype, quieren que me de un infarto). Escribo ahí a mi coordinadora en formato correo. Todo en un mensaje y en párrafos distintos. No ha quedado tan mal.

"Gracias por tu update y disfruta tus vacaciones, te las mereces, Manu" me dice mi coordinadora en inglés. Le digo:
- "Gracias, estoy en un autocar enviando este update porque no me daba tiempo". 
- "Tú estás loco, Manu"
- "El trabajo es trabajo"

Ahora preguntadme que por qué soy Linuxero, venga, si tenéis valor me lo preguntáis; pero que a Darth Vader pongo por testigo, que todo ordenador que esté delante mía sin un usuario delante y tenga Windows instalado, sacaré mi USB y le instalaré Debian. Jurado por Luke Skywalker.

¿Hackeamos el Mundo?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entrada destacada

El server me sabe a poco.

Soy un fanático del Rock y de Debian . (Creo que voy a inventar Rockbian, que suena bien y todo xD) Llevaba tiempo queriendo unir estos 2 c...