domingo, 1 de abril de 2018

"No tengo nada que ocultar porque mi vida no es interesante"

Ya dije ayer que iba a habler sobre este tema. El post de ayer sobre lo que Facebook almacena de ti es la base de lo que se viene en el blog. Pero antes de seguir, muchxs pensarán lo que he puesto por título a la entrada. Y es que cuando hablas de privacidad, mucha gente te dice esto o cosas muy similares. Estas afirmaciones son muestras de un alto nivel de incultura informática.


Marta Peirano en ¿Por qué me vigilan si yo no soy nadie? dio con la clave y dijo

=================================================

Cometemos 3 errores:

1º. Infravalorar la cantidad de información que producios cada día
2º Despreciar el valor de esa información
3º Pensar que nuestro problema es la NSA

=================================================


Y es que estaba en un grupo y salió el tema de Facebook. Estas fueron algunas de las respuestas. Los 3 errores que comenta Marta en los mensajes de 2 personas {Que por cierto, he tapado el nombre de estas personas a pesar de que tengan asumido que no hay privacidad y que no tienen nada que ocultar,etc}.


Si os vais a Zeit Online, podréis ver la vida {6 meses} de Malt Spitz, el lider del Partido Verde Aleman. Puedes ver cuándo llega a casa, quién le llama, durante cuánto tiempo, cuándo va andando, cuándo en metro, cuándo se despierta,etc. Toda su vida. Un timeline de toda su vida {6 meses}. Y eso es la información que guardan las compañías telefónicas. Esto ha pasado por tener un móvil en el bolsillo.

Esto es un ejemplo práctico de lo que se podría hacer si sacas la ubicación de cada conexión a Facebook {tal y como mostré ayer} y esos datos los representas en un mapa. Si sabes que a las 13:50 del día 4 de marzo se conectó a Facebook en el Punto A y a las 14:00 del mismo día en un punto B alejado 100 metros. Sabes {ya que v=e/t {velocidad=espacio/tiempo}} que ha ido a 10 metros por segundo, por lo que sabes que iba andando.

Si eso se vuelve una rutina y todos los días a las 13:50 vas andando a tal sitio, cualquier persona que se haga con esa información sabrá dónde estas y cuánto tardas en llegar a tu destino, por lo que si tiene malas intenciones, ya sabe demasiado de ti. No tenías nada que ocultar, pero te ha afectado.


Y es que esta es la información que se puede almacenar de una persona. En este caso de Malte, pero Malte, aquí, representa a cualquier persona. Este Excel se puede montar de cualquier usuario. Da igual quién seas, el algoritmo va a sacar esta información {y más}. Esa información de esa app 'gratuita' se usa para venderla.


A día de hoy sigo sin explicarme por qué el Pou quiere grabar tu micrófono.


La lista de permisos de Instagram es curiosa, y la de Facebook aún más. Sólo tienes que visitar Play Store y buscar tu "aplicación gratuita" favorita. A lo mejor no eres nadie, pero puede que un día por una huela de controladores aéreos {algo que no pasa nunca} acabes retenido en un país donde ser homosexual es ilegal. Casos como estos los comenta Marta en su charla de menos de 10 minutos.

Como dice Marta "Hay mil formas de acabar en el sitio equivocado en el momento equivocado, y hay veces que ni te tienes que mover". Tras esto, comenta el caso de Holanda y el censo que elaboró donde tenían una base de datos como la siguiente

-----------------------------------------------------------------------
| Nombre |  Apellidos  | Vivienda | Religión  |
----------------------------------------------------------------------

Parece algo inofensivo, pero llegaron los nazis y sabían que Pepito Fulano vivía en X y además, era Judio ¿Conclusión? El 90% de los judios holandeses murió durante el nazismo. Y esto era un censo con buenas intenciones, solamente querían utilizar el "big data" de a época para invertir en Iglesias y Sinagogas.

No tienes nada que ocultar, pero a lo mejor haces un chiste que no sienta bien a un grupo religioso y saben dónde trabajas y a qué hora estás en la oficina porque, por ejemplo, ven que de 8:00 a 15:00 te conectas a Facebook desde una IP pública que está ubicada, por ejemplo, en la sede de Charlie Hebdo.
Puede que no tengas nada que ocultar y que, por ejemplo, que hagas bromas sobre el Estado Islámico y encima te guste Ariana Grande. 


Esto lo pueden saber conociendo a las páginas a las que das "me gusta", a las fotos de las personas que das me gusta en Instagram.


Eso de saber lo que te gusta, con Facebook, Instagram y Twitter es muy fácil. Mucha puede ser información "normal", que nos dañina. Y antes he puesto casos del ISIS, pero imaginad esto durante la Santa Inquisición {sí, el catolicismo también la lió, que no se olvide}. Sé, por ejemplo, gracias a Twitter que das "Me gusta" a chistes sobre el cristianismo, pues durante la Santa Inquisión, si hubiese existido Twitter, se tendría muy fácil de saberlo y quemarte por menospreciar a Dios.


En Twitter esa información es pública. Cualquiera podéis ir a mi Twitter y ver mis "me gustas" y saber de qué religión soy {si es que soy de alguna}, qué idea política tengo,  el humor que tengo, los hilos que leo sobre mapas, tecnología, seguridad, historia, ciencia,etc.


Antes he dicho si vivías durante la Santa Inquisión por insultar y menospreciar a Dios...bueno, en España, la situación es rara, muy rara.

Y es que eso de "no tengo nada que ocultar, yo no soy nadie", vosotros sabéis que con, por ejemplo, saber las cosas que te gustan o dónde trabajas, se podría preparar un ataque para hackear a una persona y entrar dentro de su ordenador.

¿No eres nadie? Vale, pero a alguien le caerás mal, seguro. Ese alguien, para humillarte, a lo mejor quiere saber cualquier detalle de tu vida. La gente es cotilla, sino, probad a decir "tengo un cotilleo sobre X" delante de un grupo de personas que conozcáis. No tenéis po qué tener ese cotilleo, es sólo una prueba, pero X sí que tiene que existir y debe de ser una persona que ese grupo conozca. Os invito a hacer ese experimento y una vez que digáis que tenéis el cotilleo, permaneced calladxs y esperad a ver cuánta gente dice "ostia, cuenta, cuenta". Si esto lo hacéis por Whatsapp, los resultados son mucho mejores, yo lo pruebo cada vez que alguien me dice "no soy nadie, mi vida no es interesante".

Decir eso es como decir que no te preocupa la libertad de expresión porque no tienes nada que decir. Esto creo que lo dijo Snowden, y no puede ser mejor ejemplo. Puede que hoy no tengas nada que decir ¿pero y mañana?

Lo que más gracia me hace es que esa gente que dice "yo no soy nadie, mis datos no importan, no tengo nada que ocultar" le dices "vale, pues dame tus credenciales de Gmail para meterme en tu timeline de Google Maps y saber a dónde vas, cuándo, durante cuánto tiempo,etc. Dame tus credenciales de Instagram, Facebook y Twitter para ver lo que hablas con quién, cuándo y dónde. Si te hackeo no te enfades, pues has dicho que no eres nadie y no tienes nada que ocultar". Le dices eso y se enfadan y/o te dicen "no, no, eso es privado". No me importa que miren lo que hago pero no mires lo que hago. Un tanto raro para ser "los animales más inteligentes" ¿no?

¿Hackeamos el Mundo?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entrada destacada

El server me sabe a poco.

Soy un fanático del Rock y de Debian . (Creo que voy a inventar Rockbian, que suena bien y todo xD) Llevaba tiempo queriendo unir estos 2 c...