miércoles, 11 de abril de 2018

Fuck your routine

Llevo varias semanas que estoy usando el autobus todos los días y a las mismas horas para ir a la Universidad a realizar las prácticas. Esta rutina que tengo hace que me de cuenta de varias cosas que son muy interesantes...si fuese un atacante con malas intenciones...¡Dios me libre!



Cuando estoy en el autobus, muchas veces voy de pie por comodidad, y es que a mi me incomoda estar con otra persona al lado en un espacio pequeño y sin poder alargar los pies. Como voy de pie, muchas veces veo lo que hace la gente que está sentada delante, y eso me parece una imprudencia, ya que yo, siempre que veo a alguien cerca, giro la pantalla o, simplemente, no utilizo el móvil hasta que se despeje la zona en la que estoy.

Han sido muchas, las ocasiones en las que he visto a la persona de delante entrar en su cuenta de Instagram. Yo he podido ver el nombre de usuario de varias personas. Si a eso le juntas con que también muchas veces veo que entran a alguna tienda online y que sé el tipo de ropa que le gusta y de qué tienda, esto posibilitaría un posible ataque de Phishing.

Pero además, como todos tenemos rutinas, también me puedo quedar con las caras y ver en qué paradas se baja y ver, más o menos, dónde trabaja y adivinar-más o menos- su horario laboral.

Es fácil buscar ese usuario en Twitter y a partir de ahí, tratar de sacar su correo. O a lo mejor solamente interesa crearse una cuenta fake como si fuese alguna de las tiendas que visita y a partir de ahí crear un Phishing clásico.

Es un ejemplo sencillo de cómo se podría atacar fácilmente a una persona cualquiera aprovechando información que se puede adquirir siendo un poco observadores.

¿Hackeamos el Mundo?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entrada destacada

El server me sabe a poco.

Soy un fanático del Rock y de Debian . (Creo que voy a inventar Rockbian, que suena bien y todo xD) Llevaba tiempo queriendo unir estos 2 c...