jueves, 22 de marzo de 2018

Mis notas, tus notas, la misma mierda que no refleja la realidad {La paradoja de las notas}

El 16 de este mes me dieron las notas del grado superior. A mí, de nunca, me han importado las notas, siempre me ha preocupado más aprender, y si las notas acompañaban, pues bien, y si no, pues yo he aprendido que eso es lo importante.


Tengo que admitir que en la ESO y Bachillerato no era un alumnos brillante. Simplemente un alumno que trabajaba mucho y ya está. En cuanto a notas, no destacaba por ser de los mejores, era de los normalitos, nunca he sido como esa gente de mi clase que sacaba todo sobresaliente. Como prueba de ello, he recuperado mis notas finales de la ESO, Bachillerato y Grado Superior.

Mis notas de la ESO


Cursé la ESO en el colegio Santísima Trinidad-Trinitarios. Cuando encontré mis notas, no pude evitar soltar una carcajada al ver la nota de algunas asignaturas, en otras recordé el por qué de esa nota.

Como veis, en la ESO era una alumno bastante normalito, con una media de un poco más de 7, pero vamos, un alumno normalito. Me hizo especial gracia cuando vi que en la ESO, en Informática saqué en el global un 6, teniendo en la segunda y tercera evaluación un suficiente. Me hizo especial gracia.

Hubo asignaturas que me costaron, otras que me costaron un poco menos, pero trabajé en todas. Por ejemplo, Matemáticas me gustaban pero no las estudiaba, las pillaba rápido. En la última evaluación la profesora me suspendió{sí, me suspendió ella} porque ella tenía, en principio la sospecha de que me copié, posteriormente pensaba que yo estaba dictando un examen al que estaba 2 sitios delante mía y finalmente me dividió la nota entre 2. Yo le dije que si de verdad pensaba que me había copiado o había dejado copiar, que me pusiese un 0 que es lo que tenía que hacer. Me dejó el 4 misteriosamente. 

Mis notas de Bachillerato



Del Bachillerato tengo mucho que decir. En el Bachillerato lo pasé bastante mal, tenía depresiones casi todos los días, estaba en la primera evaluación de Primero de Bachillerato y ya quería terminar Bachillerato. Yo hice el Tecnológico y si en la ESO era normalito, aquí era del montón que luchaba por la permanencia como los equipos que están en las últimas posiciones. Se notaba que en Segundo sobre todo, mi interés por la Física creció mucho más, siendo esta mi nota más alta del curso sin contar Proyecto Integrado que era la típica asignatura que te subía nota. En primero lo que me pasó es que en la última evaluación tenía Química, que la odiaba, se me daba fatal y eso me bajó nota.

Pero más de lo mismo, un alumno que no destacaba pero que trabajaba mucho todos los días. No paraba, me comía los libros todos los días, pero no sacaba más de un 5 en gran parte de las asignaturas.

Disfruté mucho con asignaturas como Física y detesté mucho Lengua, pero no por la asignatura, sino por la forma de darla. A mí me gusta mucho la etimología, la ortografía, la semántica y ver cómo se estructuran de forma lógica para realizar oraciones lógicas, no lo que veíamos. Me gusta leer, no estudiar al autor.

Lo peor vino en Selectividad, en junio suspendí con un 3.8 cuando se aprueba con un 4. Me presenté en septiembre y ya sí que aprobé y con nota.

Yo no he aprobado todas las asignaturas a la primera, me he presentado a alguna a recuperar, como Historia en Segundo. Pero todo terminó y llegó el grado superior.

Mis notas de Grado Superior


Sólo puede decir que haya disfrutado estudiando, 2 años de todos mis años como estudiante. Los 2 años de Grado Superior, han sido los 2 únicos años que he disfrutado estudiando. Desde que me he despertado hasta que me he acostado he estado con temas de Informática. Es novedoso para mí eso de ser el mejor Expediente, es raro para mí eso de ser "un alumno de 10".

Realmente no me importa, es más, me dieron las notas y fui el tercero en ver mis propias notas porque las dejé en mi mesa tiradas. Cuando me di cuenta, hice un avión de papel con las notas.

Siempre he criticado el sistema educativo y el tema de las notas. Siempre he dicho que las notas no reflejan la realidad de lo que una persona sabe. Y porque ahora "sea de 10" no voy a cambiar el discurso. Ya sabéis que yo no me considero Informático. Yo cada vez que leo un libro profundizando en algo de Informática, me doy cuenta de que no sé nada, no veo a ese "alumno 10".

Las notas ni me ponen alegre ni triste, simplemente es un mal necesario para dedicarme a lo que tanto amo, la Informática. Lo que a mí sí me alegra y me gusta, es pelearme con una red que no consigo enrutar, pelearme con un programa durante 12 horas para ver si consigo arreglar el error de programación. Eso es lo que me gusta y me alegra, no una nota.

Yo me lo he pasado muy bien estos 2 años. Soy objetivo, al igual que en el Bachillerato lo pasé muy mal, en el Grado lo pasé genial. He aprendido mucho y me he dado cuenta que me falta mucho por aprender.

Pero sigo siendo el mismo chaval que trabaja mucho, que se come los libros y apuntes. Soy el mismo, pero con distinta nota. La nota a mí no me define, ni antes era muy malo ni ahora soy muy bueno. Soy un chico normal con sus camisetas de grupos de música y superhéroes que quiere aprender todo lo posible sobre Informática porque es lo que le gusta.

Son las 00:17 y estoy escribiendo para el Blog. He estado durante todo el día con Mikrotik y Packet Tracer, después he leído sobre Hardening de servidores, he programado unas cosillas que espero sacar, he estado delante de unas pizarras pensando ideas de un proyecto nuevo, me he duchado y dibujando en el cristal ideas sobre seguridad. Podría estar durmiendo, pero aquí estoy, esperando terminar estas líneas para probar unas máquinas virtuales para futuras entradas.

Pero si he conseguido esto, es gracias a algunos profesores y algunos compañeros, que cuando no he sabido algo, se han parado y me han explicado. Gracias a que algunos compañeros me han dicho: "Manu ¿te puedes meter en Skype para explicarnos esto?" y cerrar la llamado 4-5 horas después. Gracias a esa gente que me pide que les explique, he afianzado ideas.

No tengo miedo en publicar mis notas porque la verdad es que no me importan. Yo sé dónde he aprendido y dónde no, lo que diga la nota es una cosa y la realidad otra totalmente distinta ¿O entonces qué soy, un alumno de 5 o un alumno de 10? La gran paradoja de las notas. De un año para otro, o eres un genio o un vago.

Yo nunca he competido por ser el mejor de la clase, me he limitado a aprender y ser yo, cada día, la mejor versión de mí mismo. Ya está, no hay más. He aprendido mucho sobre Física en Bachillerato, me han venido muy bien las clases de Dibujo {a pesar de sacar un 5} para desarrollar la visión espacial. He aprendido de Bases de Datos, de Servicios, de Programación,etc.

Me voy con mucho aprendido, que eso es lo que importa, de que aprendas cada día algo. Parece una tontería, pero si cada día aprendes algo, al año has aprendido 365 cosas nuevas. Eso en 1 año.


 
 
Creo que esta charla de Ruben Santamarte es genial para ejemplificar lo que quiero decir. Él da un consejo que es que leamos todo lo que podamos aunque en principio no lo entendamos, que algún día lo entendermos. Y es verdad, me acuerdo de cuando me compré el libro de 0xWord de Hacking de Aplicaciones Web: SQL Injection sin tener ni puta idea de Bases de Datos y a día de hoy sí que comprendo ese libro.

Aprende, si sacas malas notas, aprende, no te preocupes, aprende y disfruta con lo que haces. Te sacarás el curso, tranquil@, tú límitate a aprender y disfrutar aprendiendo y todo llegará.

¿Hackeamos el Mundo?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entrada destacada

El server me sabe a poco.

Soy un fanático del Rock y de Debian . (Creo que voy a inventar Rockbian, que suena bien y todo xD) Llevaba tiempo queriendo unir estos 2 c...