sábado, 24 de febrero de 2018

La importancia de usar un SAI en tu organización

Una de las cosas de las que nos encargamos los que no dedicamos a la seguridad informática, es a tratar de garantizar una alta disponibilidad de los datos y servicios que ofrece una organización o nuestra propia organización. Una de las cosas que se recomiendan es tener un implantada una solución SAI, la cual te puede ayudar mucho en caso de fallos energéticos.


La alta disponibilidad es esa serie de medidas que tratan de garantizar que un servicio y/o los datos de un usuario estén operativos 24X7X365 días al año. Es un protocolo de diseño de sistemas que garantiza un grado absoluto de disponibilidad de un servicio y que la comunidad de usuario pueda acceder a los servicios que se ofrecen en cualquier momento. En caso de fallo de un servicio se le dice que el servicio no está disponible, y a esto se le denomina downtime

Esta alta disponibilidad o high availability la podemos conseguir aplicando varias soluciones, pero la que voy a comentar hoy es la solución SAI.
SAI es un conjunto de baterias que garantizan el funcionamiento de un sistema a pesar de apagones o subidas repentinas de tensión. Otra de sus funciones es la de la mejora energética aplicando filtros ante subidas o bajadas de tensión y reduciendo los armónicos en caso de usar corriente alterna.

Pero existen varios tipos de SAI, en concreto 3, aunque algún autor puede decir que existen 2 ya que hay 2 muy parecidos. Los 3 tipos de SAI que existen son:

  • Off-line. Recibe su alimentación de la red eléctrica. En caso de fallo el dispositivo genera su propia alimentación. Existe un periodo de tiempo en el que no hay suministro ya que no son activos y la forma de su onda no es sinusoidal, por lo que son adecuados para dispositivos críticos como lo pueden ser el sistema informático de un Hospital.
  • In-line.Energéticamente hablando es muy parecido al off-line, con la diferencia de que este filtra activos para estabilizar la tensión de entrada. Sólo genera su propia alimentación ante fallos muy graves y también presenta un tiempo en el que no hay suministro. La forma de su onda es pseudo-sinusoidal.
  • On-line. Este es el SAI más complejo de los 3 ya que genera su propia alimentación limpia con una onda sinusoidal, por lo que es ideal para equipos informáticos críticos y funciona de tal manera que mientras genera alimentación, se carga a la vez. Esto mismo hace que esté activo constantemente y no exista ese periodo de tiempo en el que no hay suministro. Pero esto es también un inconveniente, ya que al estar operativo y trabajando, implica que se deba sustituir con más frecuencia.

Dependiendo para lo que lo queramos usar o dependiendo de nuestra organización, tendremos que usar uno u otro SAI. Por ejemplo, para equipos críticos es ideal el SAI On-line, pero esto variará, como digo, de la organización.

¿Hackeamos el Mundo?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entrada destacada

El server me sabe a poco.

Soy un fanático del Rock y de Debian . (Creo que voy a inventar Rockbian, que suena bien y todo xD) Llevaba tiempo queriendo unir estos 2 c...