martes, 16 de agosto de 2016

No lo sueltes, que por primera vez en años sé que estás ahí dentro

La entrada de hoy la estoy escribiendo, debido a que me he encontrado en una situación que me ha recordado mucho a la película Frozen. Hace relativamente poco, estaba reunido con una empresa a la cual le reporté un fallo de seguridad, y su respuesta fue, "Suéltalo, no has de sentir, no han de saber". Debo admitir que en ese momento no se me vino a la cabeza la canción que canta Elsa. La canción suéltalo, se me vino ese mismo día por la tarde, ya que estaba con mi pareja y su sobrina. Su sobrina es una fan de Frozen, y cada vez que me ve en casa de mi pareja siempre me dice "No vale que lo sueltes, tenemos que ver Frozen", y fue viendo la película de Frozen, donde entendí que muchas empresas, ante un incidente de seguridad, dicen Let It Go, Suéltalo.


Gracias a la sobrina de mi pareja,  he visto Frozen hasta que me he aprendido el guion de memoria, y una vez que me lo sabía, a verla una vez más. La primera vez que la vi, no me gustó mucho, pero poco a poco, me fui metiendo en el mundo Frozen, hasta tal punto que cada vez que veo a la sobrina de mi pareja, hablamos intensamente sobre la película.



Como he hecho alusión, muchas empresa, optan por el Suéltalo. Y es que Elsa, da en el clavo, sino, vamos a analizar la letra.

La noche brilla esta noche aquí más
Ni una huella, queda ya
Soy la Reina en un Reino,
De aislamiento y soledad
El viento aúlla y se cuela en mi interior
Lo quise contener, pero se escapó
No dejes que sepan de ti
Que no entren, siempre me dijo a mí
No has de sentir, no ha de saber
Ya que más da
Suéltalo Suéltalo
No lo puedo ya retener
Suéltalo, suéltalo
Ya no hay nada que perder
¡Qué más da! Ya se descubrió
Déjalo escapar
El frío a mí nunca me molestó.
Desde la distancia,
que pequeño todo es
El temor que me aferraba
No me va a hacer volver
Soy libre ya e intentaré
Sobrepasar los límites
Ya no hay más reglas para mí
¡Por fin!
Suéltalo, Suéltalo
Qu el frío reine ya
Suéltalo, Suéltalo
No volveré a llorar
Aquí estoy y aquí estaré
Déjalo escapar

Muchas empresas quieren contener la seguridad, pero se les escapó, con lo que optan por "No dejes que sepan de ti, que no entren siempre me dijo a mí". Cuando hay un fallo de seguridad, muchos tratan de ocultarlo, ya que en libros vieron que no podías dejar entrar a "Los malos". Por eso se dicen a sí mismos "No he de sentirme seguro, no debe saber mis clientes que somos inseguros". Seguidamente, pueden soltar, al igual que Elsa un "¡Ya que más da!". Hasta que lo sueltan porque no lo pueden retener, porque total, el fallo de seguridad "ya se descubrió", así que déjalo escapar, si total, a mí la inseguridad, nunca me molestó.

Pero al fin y al cabo, todas las empresas debemos estar precavidos, porque "desde la distancia ¡qué pequeño todo es!". Al fin y al cabo, los hackers, también queremos "sobrepasar los límites" de un sistema al igual que la sobrina de mi pareja, sobrepasa su imaginación, cuando en la canción Suéltalo, salta del sofá, y pisa fuerte el suelo para que surja el castillo, o también sobrepasa los límites, como al igual que Elsa, se suelta el pelo y se deja una trenza. 

Pero he entendido que esto de decir "Suéltalo" no es solo con la seguridad, no, también con los problemas humanos, que desde fuera pueden ser una gran tontería, pero que desde dentro, el que lo sufre, es un gran problema y que lo tratas de esquivar metiéndote en tu castillo personal. ¡Ojo! Que estar en el castillo solo, muchas veces es bueno, ya que te puede dar tiempo a descubrir una teoría sobre el Tiempo Informático, pero no nos engañemos, ese castillo no hace que tus problemas desaparezcan, no; es más, con el paso del tiempo, esos problemas, van en aumento.

Por otra parte, está la actitud de Anna, a la que yo consideraba la hacker de la película. Anna es una chica valiente, soñadora, y en ocasiones, un poco alocada.


Anna puede ser esa Hacker que "no sabe muy bien qué ha podido pasar" porque a la seguridad "ya no la puede ver". El hacker y la seguridad, son, como dice Anna, inseparables, pero con muchas empresas, no es así, y es lo que Anna, muy bien no logra comprender. Por esto, Anna dice "Hazme un muñeco de nieve, o lo que sea me da igual" pero, haz algo, que "sé que estás ahí dentro", haz algo, lo que sea, que necesitamos-los hackers- compañía ya, que, al igual que Anna-que está un poco alocada, a los cuadros ya hemos empezado a hablar. Los hackers, al igual que Anna y la sobrina de mi pareja imitando a Anna, tumbada en el suelo, mirando el reloj y moviendo el pies y los ojos al compás del "NIC NOC NIC NOC", los hackers también nos aburrimos viendo las horas pasar, esperando a que una empresa, se preocupe por la seguridad.

Anna en seguridad es muy importante, tanto que cuando cancelé la herramienta en la que estaba trabajando, un lector que fue a una charla en las que hablaba yo, al terminar, se aceró a la mesa y me dijo "Anna nunca muere, puede estar congelada, pero nunca muere, para demostrártelo, te quiero regalar la botella de Anna de Frozen, la hacker activa, soñadora y valiente".



Esas palabras aún no las he olvidado e incluso la botella que me regaló, siempre o casi siempre la tengo en mi mesa de trabajo, para recordar que Anna puede estar congelada, pero no muerta, Anna es tan perfecta que no muere nunca. Este regalo, es uno de los mejores que me han hecho, por eso ¡GRACIAS!



También hubo "una hacker" que un día me hackeó y que hace un tiempo me hizo una denegación de servicio a mi corazón, "esa hacker" me regaló una caja en la que pegó muchas fotos, y una de las fotos, es de Olaf, el muñeco de nieve que hizo Elsa.



Y es que por primera vez en años, puede veo que están apareciendo las primeras empresas que de verdad se preocupan por la seguridad, pero lo más importante, es que a mí, un día dije también que pro primera vez en años me latió el corazón, aunque ahora esté roto y haya cerca alguna persona que quiera arreglarlo.

Durante la película, siempre estuve planteándome quién es el verdadero hacker de la película, ya que cuando aparece Olaf, se ve a un personaje también muy soñador, un poco loco tambié, tanto, que le dicen "que no te vea nadie" y baja deslizándose hasta un poblado y saluda a la gente, la cual se asusta al ver a un muñeco de nieve hablando.



Siempre me planteo quién es el hacker en la película cuando Olaf se presente a Anna con sus eternos "Sí ¿por qué?". Y es que Olaf escucha eso que la mayoría de los hakers hemos oído, eso de "Tú no sabes mucho sobre X cosa ¿verdad?". La sobrina de mi pareja, para esto, también tiene respuesta:

-"Yo no creo que Olaf sea tonto, creo que los tontos son todos los demás, porque los tontos se ríen de los listos, y a Olaf le ocultan que la nieve con calor se derrite y le dicen que él no sabe mucho sobre el calor, creo que Olaf es el más inteligente de la película, lo que pasa es que los tontos no lo ven"

Una muestra más de que los niños y niñas pequeños y pequeñas, son mucho más inteligentes que los mayores.

No quiero hacer spoilers, pero Anna salva a Elsa y Olaf, gana, porque llega el verano y sigue vivo, sí, ese muñeco de nieve "demasiado soñador" al final de la película, llega el verano y sigue vivo, no será tan tonto.

Por eso yo defiendo que hay que ser como Anna y Olaf,  los 2 main character de verdad de la película. Tenemos que ser un poco más soñadores, un poco más valientes, valientes como Anna, que se lo juega todo por Elsa. Así que vamos a Olafnizarnos y a Annanizarnos un poco.

¡Congelemos el mundo!

PD:Mirad hasta donde llega la fiebre Frozen que hasta creo aplicaciones con Anna y Elsa.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entrada destacada

El server me sabe a poco.

Soy un fanático del Rock y de Debian . (Creo que voy a inventar Rockbian, que suena bien y todo xD) Llevaba tiempo queriendo unir estos 2 c...