miércoles, 13 de abril de 2016

12 años después, me has vuelto a castigar sin plastilina

Muchas veces me gusta tirarme en la cama y pensar en cómo está evolucionando la humanidad, de ahí que escribiese hace ya un tiempo el post ¿Hemos evolucionado? en el que esto me lo cuestionaba bastante. Y junto a otras muchas cosas que pasan por mi cabeza, aún me sigo planteando esto de la evolución humana, porque la tecnología evoluciona, pero las personas no, y eso para mí, es claro.



Y es que hoy os voy a contar una historia que contiene partes cómicas y otras no tanto, esta historia solo la saben la persona implicada, mi actual pareja y algunos más, sólo se la cuente a gente importante para mí. Y hoy os cuento la historia a vosotros.

Estaba yo en  párvulo, no sé cuántos años serán, pero contar 6 años de primaria más 4 de ESO más 2 de Bachillerato, hacen 12 como mínimo-puede que sean más-. En esta época, tenía mis colegas, como todos, y me juntaba con un chaval, al cuál le gustaba una niña de clase, y un día en el recreo, le empezó a gritar:"Mi amor, es [nombre de la chica]"  y a mí eso me resulto extraño, ya que estaba diciendo a todo el mundo quién le gustaba-puede que a partir de ahí me gustase la informática y la seguridad por los datos- y claro, con mi mente de niño chico, empecé a gritar yo lo mismo que mi colega, fue un recreo muy divertido sin duda.

Y aquí viene lo mejor de la historia, pues, al terminar el recreo, nos dispusimos en fila de uno para entrar a clase, y en esa fila estaba delante mía la chica en cuestión, pero detrás mía, estaba mi amigo al cual le gustaba la chica que tenía delante, es muy importante que tengáis esta disposición en la mente todo el rato.

Pues bien, mi amigo, llamemos "C", tuvo una brillante idea, esa idea era, que de la manera más rápida posible, se pegaría detrás de mí, estiraría su mano hasta la falda de la chica, llamemos "A", y levantarle la falda, una vez que C, le levantó la falda, yo no salía de mi asombro, pero en ese mismo momento, la chica se giró, me miró, y salió corriendo hacia posiciones más avanzadas de la fila, claro, yo en ese momento me dije que esa chica, pensaría que había sido yo, pero bueno, yo tenía la conciencia tranquila y me daba bastante igual.

Bueno, pues llegamos a clase, y yo me senté en mi sitio, hasta aquí todo correcto, pero sin saber por qué, giré mi cabeza hacia la mesa del profesor y vi a "A", llorando en la mesa del profesor, y yo me preguntaría algo como "qué le ha podido pasar", porque después de lo que pasó en en la fila, ella NO ESTABA LLORANDO.

Pues el profesor me llamó y ocurrió lo siguiente:

Profesor:"Manuel ¡¿qué le has hecho a A?!"
Yo: "¿A ella? Nada"
Profesor:"¡¿Cómo que nada?! ¡si ella dice que le has levantado la falda!"
Yo:"Bueno, pues ella se equivoca, profe."
Profesor:"¡Y si no has sido tú ¿entonces quién? a ver, venga dime" -maldito gilipollas este profesor-.
Yo:"Fácil, ha sido C"
Profesor:"¡¿Qué?! ¡C, ven aquí! ¿qué me está diciendo Manuel que tú le has levantado la falda a A?"
C:"No, ha sido él"
Yo: "Oye C, que has sido tú, no mientas"
Profesor:" A ver, ya está bien, a ver A ¿Quién ha sido?"
A:(llorando) ¡No lo seeeeeeeeeé! (sigue llorando)
Profesor: Bueno, sentaros anda.

Esto más o menos fue lo que pasó en ese momento, yo seguía tranquilo, ya que yo sabía que no había hecho nada, entonces me senté y el profesor se levantó y dijo "Voy a dar plastilina a aquellos que se hayan portado bien en el recreo". Perfecto, no hay problema, porque yo había sido un chico bueno, iba a tener plastilina para jugar.

Pues el profesor empezó a repartir plastilina a todos, hasta que llegó a mí, me miró, pasó y le dio la plastilina a otro, en ese momento pensaría algo como "este se ha creído que he sido yo el de la falda", bueno, pues esa había sido la primera injusticia que me hizo alguien, y lo tengo grabado a fuego, y recuerdo que me quedé con el nombre de la chica, y no la podía ni ver.

Bueno, pues el tiempo pasó, hasta que en la fiesta de fin de curso de 3º de ESO, y yo tenía que bailar con otros más, la del gangnam style, y llevaba hasta la pajarita, pues va y A, que estaba detrás mía, me dice "qué haces de Psy?" entonces me di la vuelta, la vi y me dije a mí mismo "ella, ella fue la causante de que me dejase sin plastilina", hasta que le contesté "no, voy de camarero", a lo que ella se rió y le dije "¿Te has reído de ese comentario? qué humor más tonto tienes", bueno, pues según A, en ese momento, me odió a muerte e incluso le dijo a la que tenía al lado, que me podía morir tranquilamente, todo muy bonito.

Pero todo cambió cuando llegamos a finales de 4º de ESO, cuando casi por arte de magia, nos enamoramos, sí, nos enamoramos, aunque nos caíamos mal, si será verdad eso de que los que se pelean se desean. El caso, es que yo no podía controlarme con esa chica, era demasiado, nunca he conocido a nadie igual, es más, tanto ha significado para mí, que en 5 meses que llevo con mi actual pareja, aún sigue siendo mi ex, la mujer a la que más quiero, más que a mi actual pareja, y esto ella lo sabe, porque se lo he dicho, y lo entiende, desde luego, es que Lucía se gana mi corazón también.

Pero eso terminó en octubre más o menos, y en noviembre, el día 8 y por un correo que no era tan falso, pensó que la mentía y decidió que no volviésemos a hablar más, pero bueno, es lo que pretendía, que ella se olvidase de mi para que ella pudiese ser feliz, ya que yo no era capaz de decírselo.

Lo malo, es que no podía dejar de pensar en aquello que le hice y que fue muy feo, aunque la intención era, que ella fuese feliz, aunque yo tuviese que estar jodido. Pero pensé y llegué a conclusiones como que si yo quiero de verdad a una persona, yo lucho por esa persona, no voy a decirle que no me hable más, no, para mi eso no es querer a una persona, eso es notarse revuelto el estómago y a ese estado el cuál es incapaz de explicar, la gente lo llama amor.

Pero me lo olía cuando una vez me dijo por DM(tenía el móvil roto y no podía usar Whatsapp) que "no quiero que nos veamos, ni que me des esa cosa que me quieres dar", así, que para los amantes de la gran estupidez llamada lengua, vamos a analizar la frase, ya que tenemos dos cosas, la primera que no quiere que nos veamos, pero además tampoco quería que le diese esa cosa, es decir, que ni una ni otra cosa quiere, es decir, que no quiere verme, que es muy diferente a que no quiera verme para que le de esa cosa. Introduciendo ese para, ya la cosa cambia, ya que sería que solamente no me quiere ver, para que le de esa cosa, pero para lo demás sí que nos podríamos ver. La riqueza del lenguaje, pues bueno ¿os creéis que he suspendido lengua?

Pero qué era esa cosa, pues esa cosa, era el gorro, y tanto vosotros, como ella, sabéis el significado que tiene para mí el gorro, ya que me lo regaló una persona muy importante para mí. Y esto es algo que jamás me había planteado, el darle el gorro a nadie, pues me lo planteé, y me lo sigo planteando, no lo descartéis. Y esa persona, ya tendría un anillo, y un gorro, que son cosas muy especiales para mí, y por ejemplo, el anillo lo sigue teniendo, lo que es una señal, de que a mi esta persona no me cae mal y que la sigo queriendo mucho, pero claro, estas señales, parece que no las pilla.

Pero claro, yo quería recuperar la amistad con esta persona, y yo le escribía a esta persona, diciéndole cuánto lo sentía, hasta que, el 27 de marzo, descubrí que esta persona, me bloqueó de Twitter.




Por supuesto, he tapado sus datos para mantener su privacidad, como soy tan malo....

Y me sigo planteando que no me quería nada, que he vivido en una mentira, si quieres a alguien, al igual que si tienes que resolver un problema matemático, le das vuelta para solucionarlo, pues aquí igual, pero por lo que se ve, no todos vemos igual lo que es el amor.

Y con esto, enlazo con lo del principio, con lo de cuando me castigaron sin plastilina, y al igual que en ese momento, ella creía que la verdad era que yo levanté la falda, cuando no fuese así, ahora se cree que yo escribí el correo y se cree que solo quiero hacerla daño, y termino con la evolución otra vez, ya que 12 años después-como mínimo- me han "Vuelto a castigar sin plastilina"-donde la plastilina hoy en día es hablar con ella. Lo único que espero, es que no pase como ocurrió el 10 de marzo de 2015, cuando esta persona me regaló muchas cosas, y entre ellas, una caja con plastilina, diciendo de esa manera que "me devolvía la plastilina", y solo espero, que no tenga que pasar tanto tiempo para que me "vuelva a regalar la plastilina", quiero la plastilina de ahora(volver a hablar con ella), pero no quiero que pasen 10 años.

La plastilina "que me devolvió" esta persona
"Que risa me da esa falsa humanidad, de los que se dicen buenos"
"Se que al final, tendré razón...¡y ellos no!".


Si cambiáis rock por hacker en esta canción,  es tal y como me siento cuando dicen que somos malos.

Hasta la Próxima Malvados!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entrada destacada

El server me sabe a poco.

Soy un fanático del Rock y de Debian . (Creo que voy a inventar Rockbian, que suena bien y todo xD) Llevaba tiempo queriendo unir estos 2 c...